El dashboard es otro de esos términos que tienen un significado especial en el lenguaje del marketing, así que comenzaremos por definirlo. Un dashboard es la representación gráfica de los principales KPI’s que se toman en cuenta para evaluar una estrategia y determinar si nos está ayudando a conseguir nuestras metas.

el mejor dashboard para tu estrategia de marketing

Lo siguiente que debemos saber es para qué sirve un dashboard. Porque no es sólo un recurso visual para presentar los resultados de una campaña; es una herramienta que debe ayudarnos a tomar decisiones para mejorarla y lograr los objetivos que buscamos alcanzar con ella.

Consideremos un ejemplo. Supongamos que uno de nuestros KPI’s es el número de seguidores que gana una página mensualmente. Si el dashboard nos muestra que dicha cifra no ha cambiado desde el momento en que implementamos una estrategia (una campaña de anuncios o una pauta de contenidos), tenemos una señal de que debemos revisar lo que estamos haciendo, identificar posibles fallas y hacer cambios para ser más eficientes.

El dashboard es como el tablero del coche, que nos indica si tenemos suficiente combustible o si ya es necesario cambiar el líquido de frenos. Pero a fin de que cumpla con su función, debe diseñarse adecuadamente.

Para que un dashboard ayude a tomar decisiones estratégicas, es recomendable que reúna las siguientes características:

  • KPI’s relevantes. La representación gráfica debe incluir todos los indicadores que afectan el desempeño de una estrategia y, por tanto, son relevantes para mejorarla y optimizarla. Se recomienda considerar entre 7 y 10 KPI’s, porque así se tiene una cantidad razonable de datos para manejar y analizar con cuidado. Pero no hay un número determinado de KPI’s a considerar; por eso nos limitamos a decir que deben incluirse los indispensables.
  • Segmentación y contexto. El gráfico también debe mostrar que los indicadores seleccionados son importantes para tomar decisiones respecto a las estrategias. Por ello debe incluir aspectos relacionados con los objetivos del negocio.
  • Organización y diseño. Tanto los datos, como la forma en que se presentan deben ser comprensibles para quien hará uso del dashboard, es decir, quien puede tomar decisiones respecto a la campaña y el negocio. Los especialistas pueden tener su lenguaje, pero necesitan traducirlo al del cliente, para que éste comprenda por qué las métricas son importantes y cómo pueden ayudarle.
  • Análisis. No basta con mostrar que ciertas métricas bajaron o subieron. Hay que mostrar por qué y definir acciones para mantener los buenos resultados o mejorar los que no son óptimos. Por ello, todo dashboard debe acompañarse con un análisis que amplíe la orientación para la toma de decisiones.

 

Leave Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

//ruthlessweb.com/wp-content/uploads/2020/03/footer_logo-Ruthless.png